Las razones por las que un hombre se sumerge en el mutismo podri­an ser demasiadas, pero el resultado suele acontecer el similar: el fracaso de estas relaciones. ?Es viable destrozar el pared?

Las razones por las que un hombre se sumerge en el mutismo podri­an ser demasiadas, pero el resultado suele acontecer el similar: el fracaso de estas relaciones. ?Es viable destrozar el pared?

El no dice lo que siente

El varon se sumerge en el mutismo / Fotolia

La difusion afectiva en el seno de la pareja marca comercial la alternativa sobre vivir la comunicacion satisfactoria. Ahora bien, esta difusion va a depender de estas caracteristicas psiquicas sobre cada alguno de sus miembros. Dentro de estas caracteristicas se halla la muy importante: la capacidad para decirle al otro lo que se siente asi­ como escuchar lo que al otro le ocurre.

Los varones Acostumbran A tener mas reservas para explicar sus emociones. Su maduracion psiquica, en caso sobre enfrentamiento, favorece la abjuracion de las afectos, lo que es una maneras sobre defenderse sobre ellos porque las viven como incontrolables. Ademas, culturalmente se les permite menos expresarlos. Todos hemos oido la frase “los hombres nunca lloran”, un mandato que les obliga a reprimir las afectos En caso de que quieren ser tachados sobre afeminados.

Los varones Normalmente tener mas reservas para mostrar sus emociones.

El adulto, cuando se sobre demasiado al ambiente emocional, se siente inseguro por motivo de que cree que pierde su identidad masculina, que ha tenido que crear separandose de su madre, lo que equivale a interiorizar determinados enfoques femeninos. Quiza tu pareja entra en un silencio impenetrable, cuando se siente afectado por alguna cosa y, por mas que le preguntes, insiste una http://hookupdate.net/es/spdate-review desplazandolo hacia el pelo una diferente vez en que no le ocurre ninguna cosa y huye anteriormente de compartirlo contigo.

Cuando la incomunicacion afectiva es alta, porque el no puede hablar de si similar y no ha transpirado sobre lo que siente, la conexion puede alcanzar an instantes criticos. A veces, un tratamiento desbloquea la circunstancia. Aunque puede ser la chica la que pide asistencia y le plantea a el que ademas lo efectue. Hay distintos niveles de introversion y el conflicto varia Conforme se tenga mas o menor capacidad Con El Fin De expresarse.

La circunstancia puede alcanzar, en ocasiones, a ser compleja, como les sucedia a Marta desplazandolo hacia el pelo Enrique. El novio acepto presentarse an una psicoterapia luego sobre que Marta le dijera que, si no cambiaban su forma de relacionarse, tendrian que discurrir destrozar. Casi se lo puso igual que requisito para continuar con el novio. Ella valoraba lo demasiado que el trabajaba, Conforme decia, Con El Fin De la novia y de su vi?stago, sin embargo no podia sujetar mas el pared que el habia elevado a su en torno a.

Que nos pasa:

La pareja puede nunca saber a que atenerse, por motivo de que ignora como se siente su companero. Pero conviene considerar que se le eligio con esa caracteristica.

Demasiadas son las razones por las que no se deje sobre los sentimientos al otro. Se puede callar por venganza, por temor al rechazo o por motivo de que hay unos topes psiquicos que nunca dejan conectar con lo mas intimo del acontecer.

El estrepito del silencio

Enrique acepto que estaban mal. Hacia poco lapso que habian tenido un vi?stago y desde entonces cualquier habia ido a infimo. Tenia un buen empleo y, como era valorado en lo que hacia, pasaba demasiadas horas en el novio. Si bien pensaba que su femina era estupenda, sabia que se habia alejado de ella asi­ como, en cierta grado, la rechazaba. Enrique se sentia muy infeliz, sin embargo no queria que la novia le dejara.

A lo largo de las sesiones sobre psicoanalisis, descrubrio el amor-odio que sentia hacia su progenitor, alguna cosa frecuente en la neurosis obsesiva. El sentimiento de responsabilidad por el odio hacia su pater era inconsciente, e igualmente lo fue el mecanismo sobre desplazamiento por el cual su chica paso an acontecer depositaria de ese odio.

Leave a Comment

Your email address will not be published.